Un churrito con el presidente…

Cansado y un poco fastidiado por el trabajo, llegaba a su oficina y le preguntaba “¿no tienes un churrito?”, “¡claro!” decía. Lo sacaba, me daba el primer toque y me relajaba bastante, se me olvidaba todo y estaba en paz de nuevo, después de otros 3 o 4 toques el también le daba unos y apagaba el cigarro a la mitad por que más tarde tenía una conferencia. Nos quedábamos tirados en el sillón viendo pasar el tiempo. Poco más tarde cuando el efecto estaba pasando, lo llamaron.

– ¡Señor presidente!

– ¡ Ya salgo !

– Oye, muchas gracias.

– No te preocupes, de nada.
Soñé que fumaba un churrito de mota con Felipe Calderón. Esos son sueños, no chingaderas.

 

Emmanuel.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: